Padre e hijo

Miramos atrás y decimos "ostras, que carcas que eran nuestros antepasados!. Los hombres por un lado y las mujeres por el otro ". En el taller eran todo hombres, las mujeres en casa. En la iglesia, los hombres aquí y las mujeres allí. Había muchos espacios divididos por género. Y no estaba ni bien ni mal, pero una de las ventajas que tenía, era que los hombres se recargaban entre ellos, compartían más entre ellos, incluso había más expresión de sentimientos ... En el nuevo testamento, por ejemplo, Jesús se hace un harto de llorar!

Quiero decir que esto del hombre duro es algo reciente, de la revolución industrial hacia aquí. Antes sí había el guerrero con la espada, pero en cambio, se encontraba con otro hombre, y uno lloraba, y se daban consuelo... había algo más suave, en este sentido, mucho más natural. En la revolución industrial ocurre que el padre se va a trabajar lejos de casa. Hasta entonces el padre trabajaba en el campo de al lado, en el taller que era bajo de casa, estaban más cerca del ámbito familiar mucho más frecuentemente. También estaban los que viajaban, claro.

Que el padre trabaje lejos de casa tiene consecuencias, por ejemplo que el hijo crece con la ausencia del padre. Justo ahora se ha empezado a tener una conciencia de esto y hay un intento de compatibilizar, pero hasta hace nada no era así. Considerad vuestros padres, vuestros abuelos ... básicamente el padre no era una figura que estuviera en casa presente. Sí que venía, pero cansado: "al padre se le debe dejar descansar, respeto!" El padre no era una figura afectiva.

Lo mejor que podía hacer para un hijo era aleccionarle; era pautarlo. El padre, mientras el hijo era pequeño, podía tener cierto contacto, afecto, pero a partir de cierta edad se decía ... "no no, ahora lo tengo que empezar a tratar como hombre". Esto quería decir dejar de abrazarlo, dejar de darle besos, de cogerlo ... y era un amor más de "ahora tienes que hacer esto, ahora te toca esto otro ..." Al hijo lo que le pasa entonces es que quiere el afecto del padre, pero se lo tiene que ganar, y es un ganar que no se acaba nunca.

Cuando el padre dice ... "eh, tienes que hacer esto. Esto no está bien, tienes que hacerlo mejor "y el hijo se dice a sí mismo "ya he probado un poco de este afecto del padre, y quiero más, por tanto haré lo que él dice! "Y comienza a rendir, sustituyendo la vivencia de afecto del padre por el de rendir. Al padre quizás no lo ve más, pero queda moldeado de esta manera. "Tengo que rendir, y si lo hago bien, el padre me mirará; y así me podrá dar un afecto, un abrazo, me dirá "estoy orgulloso de ti, hijo". Pero esto raramente llega; uno queda enganchado esperando que llegue el afecto, hasta que finalmente tomamos el "padre nuestro" y decimos que al menos el del cielo me mire. Desafortunadamente, muchas veces, el trabajo espiritual se contamina de necesidades emocionales básicas, y conviene separarlo.

Nacemos de madre, eso es obvio. Poco a poco, la primera necesidad es irse separando de la madre, porque si no, no avanzamos como individuos. La madre es como el Todo, porque venimos de allí, y si quedamos diluidos en el Todo, no nos diferenciamos como un individuo propio, aparte del Todo. Yo soy yo, vosotros estáis allí; José es José, y el resto está fuera de él; hay una diferenciación. Cuando uno queda muy unido a la madre, tiene unas capacidades de percepción enormes, puede tener incluso percepciones del inconsciente colectivo ... pero a nivel interior sufre mucho, y puede acabar haciendo una psicosis. Una psicosis es eso, que el Yo no puede con todos los contenidos que le llegan.

Por lo tanto, diferenciarse de madre es muy significativo. Cómo se hace? Aquí el padre es muy importante, y es uno de los hándicaps que tenemos a nivel colectivo; si el padre no ha estado cerca del núcleo familiar, para los hijos, separarnos de la madre, en términos generales, se ha tenido que hacer a trancas y barrancas. Está claro que hay madres con diferentes estilos, depende de cada uno, pero a nivel colectivo lo hemos hecho a trancas y barrancas.

En qué ayuda al padre, en eso? Ayuda que cuando la madre ya no es sólo una fuente de mimo, de afecto y leche, piel y caricia, porque empezamos a madurar (pasamos de la etapa oral en la genital), los genitales, como sensores, se abren. Lo único que me diferencia mamá del papa son los genitales. Al principio el papa es una especie de mama 2; quizá no es tan suave, no lo veo tanto, no existe la intimidad de haber sido en su interior y de la mama sí... pero cuando empiezo a despertar los genitales, hay una diferencia: con la mama siento algo aquí y con el Papa ... es como que quiero apartarlo un poco! Estorba en esto que yo siento por la mama! Y la criatura va creciendo, y haciendo aquello de "papá tú aparta!" O ve a los padres juntos y se quiere poner en medio.

Todos lo hemos visto, en los hijos, los sobrinos ... La criatura, desde su inocencia dice "no papá, tú aparta", y se pone allí en medio, o bien, cuando comienza a jugar con él, se pone a rivalizar con él: papa tú ponte, ya verás como te marco! Y empieza a chulearlo. Y el padre que, si Dios quiere, tiene una buena conexión con la mujer (se han escogido mutuamente y están entregados el uno al otro, en el profundo, en su intimidad) el padre recibe este reto del hijo y la estimula diciéndole "va venga, a ver si puedes!" y la criatura s'encabrona. Yo digo que se testosteronitza, s'encabrona, veamos si le marca al padre. Y el padre no lo deja, bum bum, bum bum, hasta que el padre, con todo el cariño encuentra ese punto que "eh, yo aquí soy más fuerte", pero en cambio le deja ganar algo. Y ve esa criaturita saltar con una alegría, con un vigor ... y esta alternancia es lo que permite a la criatura llamarse "Pues mira, en el fondo nunca seré como él, porque él es mucho mayor .. . "y entonces internamente comienza a cambiar la rivalidad por admiración.

Esta admiración es fundamental.

Texto extraído de un Grupo de Hombres impartido por Carlos Ávila, psicólogo.

Xavier Oñate Pujol

Psicólogo Gral. Sanitario. Especialista en Psicoterapia.
Consultas en Granollers y Barcelona
Tel. 606 936 057 - E-mail: contacta@xavieronate.com

Ver ficha
make up wisuda make up jogja make up prewedding jogja rias jogja prewedding jogja prewedding yogyakarta berita indonesia yogyakarta wooden craft daily review dinamo jogja genset jogja