Mindfulness, atención y consciencia plena

La palabra inglesa mindfulness se puede traducir por atención y consciencia plena, y está muy relacionada con el acto de meditar. Si nunca has meditado, probablemente has podido experimentado un estado de relajación y paz mental.

Está demostrado científicamente los beneficios físicos y psicológicos que aporta la meditación, no sólo por problemas de ansiedad, miedos o depresión, sino también para el óptimo funcionamiento de la vida diaria (capacidad de concentración, memoria, agilidad mental...)

La meditación menudo se describe como una práctica que calma y silencia la mente. Pero ... debe quedar esa calma y paz mental circunscrita a los 20 o 30 minutos de meditación? Imagina poder mantener este estado durante todo el día. Sabemos que esto es posible, y que el estrés y las enfermedades derivadas del estrés disminuirían notablemente en nuestra sociedad.

Vivir una vida plenamente consciente rompe con los prejuicios que muchas personas tienen de la meditación. Para algunas, es una práctica que hacen solas. Por un lado meditan. Por otro trabajan, dedican tiempo a la familia, a las obligaciones y más. Es decir, que durante el período de silencio, pueden tener una experiencia profunda de paz interior, pero una vez se termina, sus pensamientos y sus emociones toman el relevo de nuevo.

De hecho, tanto si uno está muy experimentado en la meditación, como si nunca ha hecho ninguna práctica, la mayoría de personas dedican el día pensando pensamientos que van de un lugar a otro. Las voces de la cabeza (popularmente se le llama rayada mental) dicen cosas tales como "No me gusta", "Ahora me salen con esta historia?", "Y si hiciera eso?", O "" nunca debería haber hecho esto ". Es como si tuviéramos un parásito mental dentro de nuestra cabeza hablando todo el día, juzgando, opinando, temiendo, ilusionante en ... Es la hora de ir a dormir cuando, exhaustos, estas personas pueden parar temporalmente su diálogo interno.

Cuando meditas, no obstante, aprendes a calmar la mente mientras estás sentado en silencio. Pero, ¿qué tal sería poder mantener este estado meditativo, de plena atención consciente, durante todo el día?

La clave está en ser 100% presente y consciente en una sola tarea, sin dejarte llevar por el parásito mental y su diálogo interno. ¿Por qué ... no somos nuestra mente. Somos quien observa esta mente. Piensa que si fuéramos nuestra mente y nuestros pensamientos, no nos los podríamos observar. Dicho de otro modo, un televisor que emite sonidos e imágenes no es consciente de que los está emitiendo. Nosotros somos los observadores de este televisor (no somos el televisor), somos la conciencia que observa los sonidos y las imágenes del televisor. Del mismo modo, no somos los pensamientos y emociones que hay en nuestro interior, sino la conciencia que los observa.

Cuando nos damos cuenta de esta verdad y la ponemos en práctica en la vida diaria, tenemos la oportunidad de dejar de ser esclavos del incesante torrente de pensamientos y emociones que pasan por nuestro cuerpo. No se trata de que los eliminemos, es imposible. Sólo se trata de debilitarlos hasta que desaparezcan, y sólo se puede hacer dejando de alimentar el parásito con mayor pensamientos, dejando de darle más rallada mental.

Y como se lo debilita? Centrándonos en el presente, en el que existe aquí y ahora. Si estás leyendo este artículo, poniendo toda la atención en el artículo y en ti. Si estás conduciendo o haciendo deporte, toda la atención en la conducción o en la actividad física (qué fácil es poner el piloto automático cuando se conduce o se hace según qué deporte, y entrar en el mundo paralelo de la mente, con lo que se podría haber hecho ayer, o debería hacerse mañana). Si estás escuchando a alguien, poner conscientemente toda la atención en lo que dice y en el que se mueve dentro de ti cuando escuchas. Es que es el único que es real en ese momento!

Por ello, una de las herramientas más utilizadas y poderosas que tenemos es el de la respiración: Es poner la atención consciente en la propia respiración, y cuando vienen pensamientos, darte cuenta para evitar entrar dentro de ellos y convertirse tiene en "el televisor". Al darte cuenta, te mantienes en el lugar de observador, que es el único lugar que abre la puerta a la verdadera paz interior. Y si caes en la red del diálogo interno (asuntos del pasado o del futuro, nunca del presente)? no pasa absolutamente nada, cuando te des cuenta vuelve a centrarte en el momento presente, en el que estés viendo, haciendo o sintiendo en este lugar y en este momento.

Es una cuestión de entrenamiento, donde la perseverancia es la clave. Nadie se extrañaría que todos necesitamos hacer entrenamiento durante unos meses para poder hacer la Media Maratón, ¿verdad? Pues lo mismo con vivir la vida con plena atención consciente. La claridad mental, el bienestar y la paz interior que obtenemos compensan con creces el esfuerzo.

 

Xavier Oñate Pujol

Psicólogo Gral. Sanitario. Especialista en Psicoterapia.
Consultas en Granollers y Barcelona
Tel. 606 936 057 - E-mail: contacta@xavieronate.com

Ver ficha
make up wisuda make up jogja make up prewedding jogja rias jogja prewedding jogja prewedding yogyakarta berita indonesia yogyakarta wooden craft daily review dinamo jogja genset jogja