Meditación (3)

Un momento de silencio

Viniyoga: Si le sigo bien, parece pues que la meditación puede ser un estado de descubrimiento, de comprehensión, de saber. ¿Hay que concluir que este nuevo conocimiento traerá una acción más justa?¿Resulta concebible que el descubrimiento procedente de una meditación pueda engendrar una acción que no sea positiva?

Desikachar: Acepto su proposición diciendo: "La meditación es un descubrimiento". Nadie ha añadido aquí que el descubrimiento deba tener un carácter extraordinario. después de todo, no se descubre sino lo que existe de antemano, lo cual no es necesariamente un hecho revolucionario. Tomemos un ejemplo: en lugar de correr en todos los sentidos, pur una vez decido sentarme gtranqulamente y reflexionar de forma sosegada, orientada y con calma y me doy cuenta de que vivo habitualmente en un estado de gran agitación. De hecho, nada de nuevo he ganado, a no ser el descubrimiento de distracción y de mi agitación casi continua. Para llegar a esta toma de conciencia he debido sentarme tranquilamente durante unos instantes. Antes creía tener las ideas muy claras; sin embargo me he dado cuenta de la gran relatividad de este modo de ver mío después de hacer un momentito de silencio. Un de los aspectos de la meditación es éste: el descubrimiento de un hecho en resumidas cuentas bastante corriente.

El otro aspecto es la revelación de un hecho más particular, como podría ser por ejemplo el descubrimiento de un medio pedagógico para enseñar a un niño disminuido mental. existen pues distintos "niveles" de descubrimiento, desde los más banales a los más extraordinarios, con la sola condición de que uno se conceda un momento de reflexión y meditación.

Ahora bien, yendo a su pregunta, o sea, saber si ese descubrimiento es bueno y va a ayudarme correctamente, esto es el objeto de otro descubrimiento que cada un otiene que hacer. Por consiguiente, el proceso se realiza en dos teapas: la primera, descubrur lo que hay que descubrir, y la segunda, descubrir si la primera revelación es positiva y útil o no... Con otras palabras, en la primera etapa nos encontramos en presencia de lo que habitualmente se llama "meditación": alguien se sienta sosegadamente, decide poner su mente en calma y apaciguar la agitación interior reduciendo el "guna rajas". dos tipos de consecuencias son entonces posibles: o bien el "guna tamas" se apodera del lugar liberado o bien es el "guna sattva" el que aumenta en el espacio mental. Hay que esperar evidentemente que la meditación conduzca a esta última situación.

A veces nos encontramos con personas que "meditan mucho". Después de un tiempo de práctica regulares su posición se debilita, se instala un estado de torpor y se aprecen cada vez más a los pasajeros soñolientos que se ve en el autobús, puesto que en ellas "tamas" es más fuerte que "sattva". Esto no es con toda seguridad lo que nosotros llamamos "meditar".

V: En algunas personas es posible ver los efectos positivos de la meditación y en otras resultan mucho menos evidentes. ¿Podría decirnos algunas palabras sobre este tema?

D: Hay personas que hacen las cosas por obligación, como por ejemplo para respetar los rituales, y esto les ayuda a sentirse bien. La no observancia de los rituales las lleva a culpabilizarse. Así pues, en este caso actuar en una dirección puede no causar daño, mientras qeu la ausencia de la acción en cuestión puede producir incomodidad. Ésta es una primera posibilidad en la que la acción, sin embargo, corre el riesgo de ser un poco mecánica, lo cual puede producirse en toda suerte de técnicas estandarizadas como "asana, pranayama, mantra, japa", etc. La otra posibilidad, claramente superior y mucho más difícil, exige una vigilancia constante, una gran confianza y un contacto sostenido con un guía.

La primera posibilidad es fácil de llevar a cabo: usted va a casa de alguien que le da un ejercicio, un mantra u otra cosa, y ahí se queda usted para toda la vida. Practicando lo que está prescrito, usted tiene el espíritu en paz, mientras que en el caso contrario uno se siente menos cómodo. En la segunda posibilidad, con la ayuda regular de alguien se establece una progresión, pero el proceso es menos simple y pide un esfuerzo más considerable y un compromiso más profundo.

Debemos constatar que la mayoría de personas elige la primera posibilidad debido a la simplicidad que presenta.

Entrevista redactada i traducida por Frans Moors. Viniyoga nº8, Junio 1986

Xavier Oñate Pujol

Psicólogo Gral. Sanitario. Especialista en Psicoterapia.
Consultas en Granollers y Barcelona
Tel. 606 936 057 - E-mail: contacta@xavieronate.com

Ver ficha
make up wisuda make up jogja make up prewedding jogja rias jogja prewedding jogja prewedding yogyakarta berita indonesia yogyakarta wooden craft daily review dinamo jogja genset jogja